martes, 19 de abril de 2016

La sección de teatro del Centre Moral i Cultural del Poblenou, Premio Max Aficionado 2016

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas ha concedido el Premio Max Aficionado 2016 a la sección de teatro del Centre Moral i Cultural del Poblenou (www.elcentrepoblenou.cat), asociación cultural que lleva 106 años impulsando la creación y el acceso a las artes escénicas desde este barrio de Barcelona.

Josep Maria Recasens, presidente del Centre Moral i Cultural del Poblenou, destaca que «el premio Max Aficionado que se otorga este año a la Sección de Teatro del Centre Moral i Cultural del Poblenou es un hito importante porque reconoce nuestra trayectoria y la calidad de nuestro cuadro escénico. Queremos compartir, sin embargo, el premio con muchos grupos de teatro de otros ateneos de nuestro país que se podrán ver reflejados y que también lo merecen. Hay que valorar que muchos grandes actores y actrices de la escena catalana dieron sus primeros pasos en el teatro actuando en cuadros escénicos de ateneos como nuestro Centre».

Josep Navarro, vicepresidente del Centre Moral i Cultural del Poblenou, y Antoni Olivé, delegado de la Sección de Teatro del Centre, recibirán el galardón el próximo 25 de abril en la gala de la XIX edición de los Premios Max de las Artes Escénicas que organiza la Fundación SGAE, con la colaboración de la Academia de las Artes Escénicas de España (AAEE), en el Teatro Circo Price de Madrid.

«De entre las numerosas actividades culturales y de ocio que el Centre Moral i Cultural del Poblenou ofrece en el barrio y a la ciudad», Recasens explica que «es la teatral la que ha movilizado el mayor número de socios de la entidad generación tras generación». La Sección de Teatro funciona ininterrumpidamente desde los orígenes del Centre, ofreciendo espectáculos de teatro amateur de gran nivel. «Actualmente, además, cuenta con un gran número de jóvenes actrices y actores, forjados en la cantera, desde el grupo infantil y juvenil de la sección. Nuestros niños y jóvenes son motivo de orgullo y una sólida garantía de futuro», añade Josep Maria Recasens.

La sección de teatro del Centre Moral i Cultural del Poblenou
«El Centre» nació en 1910 con el propósito de proporcionar enseñanza a los hijos de los obreros del barrio de Poblenou, uno de los más industriales de Barcelona, mediante escuelas nocturnas gratuitas. Sin embargo, y rápidamente, «el Centre» empezó a organizar actividades recreativas como teatro, un grupo de caramelles o juegos infantiles. En la actualidad, más de un siglo después, «el Centre» cuenta con más de mil personas asociadas y allí se llevan a cabo una gran cantidad de actividades culturales y de ocio. El Centre Moral i Cultural del Poblenou ha sido galardonado con la Creu de Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya y con la Medalla de Oro al Mérito Cívico del Ayuntamiento de Barcelona. Dispone de una sala de espectáculos con un aforo de 400 localidades donde se presentan las producciones teatrales, y también cuenta con espacios polivalentes que acogen lecturas dramatizadas y talleres de teatro musical infantil y juvenil.

Creatividad en un entorno industrial
La sección de teatro del Centre Moral i Cultural del Poblenou ha favorecido la creatividad y la visibilidad de las artes escénicas en un entorno industrial desde principios del siglo XX. Han sido muchos los autores que se iniciaron en la dramaturgia en «el Centre» como Jordi Galcerán, Nicasi Camps, Joaquim Fernández, Marc Miramunt o Àfrica Ragel; el director de escena Ricard Reguant, el guionista y director cinematográfico Enric Folch, las actrices Mercedes Pastor, Xènia Reguant y Júlia Jové, entre otros.
«El Centre» ha llevado a cabo una tarea ininterrumpida, incluso en los momentos difíciles vividos en el país, en los campos educativo, cultural, deportivo y de recreo. Con un presente muy alentador,  la entidad se asegura un buen futuro.  Además de preparar y disfrutar de  representaciones y lecturas teatrales, la tarea de la asociación cultural también está dedicada a las tertulias literarias, a la promoción y enseñanza de la música clásica y moderna con conciertos y la puesta en marcha del Coro Poblenou, los bailes populares, la danza clásica y el fomento de otras actividades como la organización de excursiones, actividades deportivas o los talleres de pintura y manualidades, entre muchos otros.

Tres premios especiales
Además de las 22 candidaturas a concurso a los Premios Max de las Artes Escénicas, el comité organizador concede tres premios especiales: el Premio Max Aficionado, que se ha hecho público hoy; el de Honor, que se ha otorgado a Lola Herrera y el de Contribución que ha sido para la Feria Europea de las Artes Escénicas para Niños y Niñas (FETEN) de Gijón. Organizados por la Fundación SGAE desde 1998, los Premios Max, cuyo galardón está diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1999), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, se han consolidado a lo largo de estos años como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español.

Fuente: www.premiosmax.com