miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Priviegiados? Artículo del Teatro Amateur de Navarra en defensa de la opción Amateur.

Hace unas semanas el diario “Noticias de Navarra” publicaba un artículo firmado por la Federación Amateur de Navarra que, bajo el título “¿Priviligiados?” daba respuesta a otro firmado por el Colectivo Cultura Prekaria titulado “300 días de cultura en Navarra y Pamplona”. Transcribimos dicho artículo en nuestras páginas por lo que tiene de defensa de la opción amateur en las artes escénicas ante los ataques de un sector del teatro profesional.

¿PRIVILEGIADOS?

Con fecha del 30 de Junio en el Diario de Noticias aparecía un artículo titulado “300 días de cultura en Navarra y Pamplona”. En ese artículo personas pertenecientes a Cultura Prekaria , se referían al sector amateur del siguiente modo:

“Por otra parte, lamentablemente, la situación laboral de los y las trabajadoras culturales sigue siendo desoladora, entre la precariedad extrema y el paro, en gran medida porque la institución sigue privilegiando las ayudas al sector amateur, malentendiendo la cultura de base y provocando una ‘guerra entre pobres’. Hay que buscar una fórmula equilibrada que apoye al sector no profesional sin menoscabar ni perjudicar al profesional. Un problema con su complejidad, pero en el cual debe primar el diálogo y la colaboración.”

Queremos expresar nuestro hartazgo en la utilización constante como “cabeza de turco “ al sector amateur, ante la frustración en el que malvive el sector profesional . Creemos que es un absurdo pretender solucionar un problema creando o acrecentando otro. No se trata de quitar a unos para dárselo a otros. Se trata satisfacer las necesidades de todos y todas.

Decir de modo indiscriminado, que las ayudas al amateur son un privilegio, y pedir regulación para el mundo amateur, son torpedos dirigidos contra nuestro sector, ya que esas afirmaciones suponen una presión a la administración y a los programadores y programadoras para que restrinjan o limiten nuestra actividad

El Teatro amateur ha trabajado duro para conseguir lo poco que tenemos. Hemos intentado articular propuestas de colaboración con la administración, programadores y programadoras, publico, grupos, etc . A nivel regional proponiendo Muestras y Ciclos, con la ayuda de Ayuntamientos y el Gobierno de Navarra, tras presentarnos a las convocatorias públicas abiertas a todo el mundo.

En Pamplona hemos planteando mejoras en la “Muestra de Aquí” e intentando tender puentes de comunicación entre nuestros grupos y la administración. Todo, absolutamente todo a iniciativa de nuestros colectivos, de nuestro trabajo y tesón. El 90 % aproximadamente del importe conseguido por nuestras producciones son destinados a pagar a los y las profesionales, que son quienes nos dirigen, nos asisten técnicamente, nos enseñan... etc.

Nos sentimos orgullosos y orgullosas de articular espacios donde la gente pueda sentirse creadora, participe, activa social y culturalmente, promover lo grupal. Articular alternativas al individualismo social imperante en nuestros días.

Reconocemos que vamos haciendo camino, pero todavía nos falta largo recorrido para que todas nuestras demandas estén satisfechas. Nuestras asociaciones culturales son completamente legales y entre sus objetivos figuran mayoritariamente la de difundir, apoyar y extender nuestra actividad.

Lo que nuestro sector solicita, es lo mismo que puede pedir cualquier componente del Movimiento Cultural Amateur, principal dinamizador de la Cultura de Base: salas de ensayos gratuitas para la población, música, teatro, danza con horarios apropiados para todas las personas, trabajadores y trabajadoras. Acceso gratuito sin restricciones, para la población y las asociaciones sin ánimo de lucro, a los espacios escénicos públicos. Espacios donde guardar nuestros decorados y atrezzos.  Participación de nuestros colectivos junto con todos los grupos culturales en la cogestión del funcionamiento de los espacios públicos y las programaciones culturales. En Pamplona / Iruña unos civivox coogestionados por las gentes y los grupos del barrio. Que se tome en consideración al Teatro amateur dentro de la Red de Teatros, dedicándole un apartado específico con su propio presupuesto.

Es obvio que nos queda mucho camino que recorrer y es obvio que hay ciertos sectores profesionales que quieren dificultarnos el camino. Pretenden empequeñecernos. Que lo amateur quede reducido a algo que queda bonito, anecdótico, moldeable, doméstico y domesticado, así en pequeñito, en lo local, para los tíos y primas y primos… Sin pretensiones. Para pasar el rato, un pasatiempo. Ahí es donde radica el error . Porque nosotros y nosotras entendemos nuestra actividad como un derecho.

El derecho de cualquier persona a participar activamente en la CULTURA. Donde todas las personas tengamos cabida.

El derecho de no ser solo consumidores de cultura, sino además actores y actrices de lo cultural, activistas culturales, independientemente de la condición social, profesión, etc.

El derecho de la gente, a crear, difundir y hacer CULTURA por el placer de hacerlo, por el amor que se tiene a lo que se hace, sin ánimo de lucro ni tener por que hacer obligatoriamente de un oficio cultural o un arte determinado, una profesión.

El derecho a asociarnos, el derecho a contribuir en el tejido cultural de base, el tejido menos atendido y sin embargo el tejido más dinámico y vital, gracias a la aportación desinteresada del Movimiento Asociativo Amateur: (Clubs de lecturas y grupos de apoyo a las bibliotecas, asociaciones de poesía, literatura, teatro, música, folklore, txalaparta, zapantzar, comparsas, Gigantes, euskera, artistas plásticos, fotografía, talleres creativos… Todo esto y más produce lo amateur en torno a las Casas de Cultura y los espacios públicos.)

Por último, también queremos señalar una noticia aparecida en el Diario de noticias el 24 de junio, donde una treintena de profesionales de las artes escénicas solicitaban ayudas y reconocimiento por parte de la administración pública. En la foto del periódico, que acompañaba a la noticia, podíamos ver a algunas de las personas solicitantes: directoras y directores, enseñantes de teatro, actores y actrices, compañeras y compañeros con los cuales hemos establecido y establecemos muchos vínculos creativos, emocionales y amistosos. No puede ser de otra manera, la intensidad de crear, enseñar y aprender, el compartir una pasión, vivir todo este proceso creativo y grupal, por encima de todo, crea lazos humanos muy gratificantes.

Vivir de cerca estas situaciones, nos hace conocedores de primera mano de la situación en la que se encuentran. Es por ello, que queremos mostrar nuestra solidaridad con el sector profesional y el deseo de que sus peticiones sean tenidas en cuenta y satisfechas, desde la clara consciencia de que el apoyo a la CULTURA en todas sus vertientes, es una inversión de futuro, que ayuda a la cohesión, la democratización y el bienestar de la Sociedad.

Junta directiva de la Federación de Teatro Amateur de Navarra, compuesta por: Jaime Malón (Zarrapastra Teatro), Miquel Domènech (Juslarrotxa Teatro), Josu Castillo (La Puerta Roja-Ate Gorria) , Miguel Lucas (Teatro La Madeja) , Rakel Goñi (Teatralis Teatro), Consuelo Cruz (Habiateatro) , Ariane Irure (Trapalán Teatro) y Maria Jose Irigoyen (Asimetría Teatro)