miércoles, 23 de enero de 2013

El teatro aficionado se hace un hueco en los Premios MAX

El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas, reunido el pasado 19 de diciembre de 2012,  ha decidido otorgar por primera vez el Premio Max Teatro Aficionado.

Este galardón tiene como  objetivo reconocer el esfuerzo de una compañía pública o privada por contribuir al fomento de nuevos públicos, a la difusión de la creación dramática y al impulso de los profesionales del futuro.

El comité organizador de los Premios Max establecerá las normas y criterios del Premio Max Teatro Aficionado en su próxima reunión.

Así,  en la XVI edición de los Premios Max, además de las 23 categorías a concurso, el Premio Teatro Aficionado será una de las cuatro estatuillas que se entregarán por designación directa del comité organizador, junto al Premio Nuevas Tendencias, el Premio Iberoamericano y  el Premio de Honor.  El palmarés de premios especiales se completa con  el Max de la Crítica y el Max al Espectáculo Revelación, que concederán  sus respectivos jurados.

Organizados por la Fundación Autor y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), los Premios Max se instauraron en 1997 con el fin de promocionar y reivindicar el universo creativo del teatro y la danza en sus diferentes expresiones, e identificar y visibilizar a los profesionales que lo hacen posible. El galardón, diseñado por el poeta y artista plástico Joan Brossa (Barcelona-1919/1999), impulsor de uno de los colectivos renovadores del arte español de posguerra, es una metáfora de las Artes Escénicas.

A lo largo de estos años los Premios Max se han consolidado como el reconocimiento más amplio en el ámbito de las Artes Escénicas en el Estado español, dado que son los propios profesionales del teatro y la danza quienes integran el cuerpo electoral, una seña más de su indiscutible singularidad. Este carácter democrático y coral, esencia del mundo escénico, goza de una continuación en la elección de la ciudad donde tienen lugar: Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Valencia, Vigo, Zaragoza, Guadalajara, Las Palmas de Gran Canaria y Córdoba han organizado los galardones hasta la fecha.

Fuentes:
El teatro aficionado se hace un hueco en los Premios MAX

Max al Teatro aficionado

NOTA de Teatroaficionado.- Desde estas páginas electrónicas queremos rendir el merecido reconocimiento a la confederación Escenamateur por ser la impulsora de este premio. Es justo reconocer que fue Escenamateur la que propuso a la SGAE y a la Fundación Autor la creación de un reconocimiento al teatro aficionado dentro de los Premios Max de Artes Escénicas. 
Agradecemos también a la SGAE y a la Fundación Autor el haber recogido ese guante, como también hubiéramos agradecido que en sus respectivas páginas mencionaran la contribución de Escenamateur en el nacimiento de este apartado de los Premios Max. 
Esperamos que el establecimiento de esta premio sea un primer paso en el merecido reconocimiento de la labor callada de tantos grupos de teatro aficionado en el panorama nacional de las Artes escénicas.