viernes, 17 de febrero de 2012

María Eugenia Moya pidió a Lucas-Torres su apoyo para poner en marcha un programa regional de grupos aficionados que permita el intercambio entre las diferentes provincias.

Aprovechando la visita que realizó el delegado de la Junta en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, a la localidad de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), la presidenta de la Federación Regional de Teatro Aficionado de Castilla-La Mancha (FETEACLM), María Eugenia Moya, tuvo la oportunidad de presentarse al delegado y trasladarle de forma genérica e informal los distintos problemas y necesidades que tiene la asociación y esta actividad cultural.

En un marco cargado de simbolismo como es la "Cueva de Medrano", dónde según cuenta la tradición estuvo preso Miguel de Cervantes y gestó el Quijote, Mª Eugenia Moya, señaló al delegado la necesidad de sacar al teatro aficionado de la "llanura" en la que se encuentra a nivel regional, consecuencia que ha llevado a muchos de ellos a salir fuera de Castilla-La Mancha para que “su trabajo sea reconocido o al menos mostrarlo”, ante la falta de oportunidades que encuentran en la región.

Con tal motivo Moya le trasladó la necesidad de poner en marcha un programa regional a través del cual los grupos de teatro aficionados de Castilla-La Mancha puedan intercambiar sus trabajos entre las diferentes provincias.

Según la presidenta de la FETEACLM, los grupos de teatro aficionado, como transmisores de la cultura de su localidad, son la base fundamental para la primera toma de contacto con las artes escénicas, y en muchos casos estos son los motores que dinamizan las diferentes actividades culturales de sus pueblos: animando el carnaval, impartiendo talleres de teatro en los colegios, organizando jornadas culturales, participando en peñas de festejos, fomentando la lectura, realizando actividades de cuentacuentos o recreaciones históricas o literarias, como ocurre en muchas localidades de la región con el Quijote, así como animaciones en oficinas de turismo.

Moya ha señalado que tiene previsto solicitar reuniones con los diferentes representantes políticos y culturales de la región para hacerles llegar que los proyectos con el INAEM o el Instituto Cervantes, a través de Escenamateur, no pueden ser la única salida de los grupos castellano-manchegos que sufren un agravio comparativo con otra comunidades, en las cuales las administraciones apoyan e impulsan sus federaciones, organizando ciclos, intercambios, muestras..., relacionando sus pueblos a través de la cultura y creando unos circuitos de comunicación fluidos y satisfactorios para todos, que revierten en el conjunto de la sociedad.

Esta nueva etapa para la federación, desde que se eligió la nueva directiva, estará llena de nuevas propuestas y novedades que se presentarán en un programa estructurado y pensado para y por los grupos aficionados de la región”, afirmaba la presidenta, donde destacará la acción formativa y la programación de ciclos aficionados de teatro, además del aumento de los servicios a los grupos federados, entre los que destaca un banco de recursos y un seguro de responsabilidad civil, entre otros muchos.

María Eugenia Moya ha invitado a federarse a todos los grupos de teatro aficionado de la región, asegurando que “en momentos como los actuales se hace más esencial la unión de aquellos que tenemos el vínculo común del teatro, porque ésta nos dará la fuerza para llamar a las puertas que sean necesarias”.