viernes, 4 de junio de 2010

Dictadura en la Escuela Municipal de Arte Dramático de Madrid (2ª parte)

Tras mi primera carta, he recibido felicitaciones y más información acerca de las irregularidades en la Escuela Municipal de Arte Dramático de Madrid, por lo que, y tras las oportunas comprobaciones, quiero añadir la siguiente denuncia a la levantada en aquel momento:

¿Por qué, si estamos hablando de una escuela pública para lo que les conviene (nombre, publicidad, subvenciones), la gestión es privada?, ¿y por qué los profesores (cuya mayor parte no tiene titulación) y la dirección no han optado a su puesto por oposición?. ¿Por qué el director utiliza el teatro de la Escuela para estrenar sus propias obras, en las que actúan algunos de los profesores, con el agravante que ésto supone (porque cuando ensayan para estas obras no pueden ayudar a los alumnos de la Escuela en cuestiones de vestuario, escenografía...)?. ¿Por qué uno de los dos profesores de los que dirigen (y cobran) a un grupo de antiguos alumnos, ha aprovechado su último montaje con este grupo, "Bodas de sangre" (pendiente de reestreno), para no esforzarse en la Escuela y realizar este mismo montaje con uno de sus grupos de Tercero de Adultos?. ¿Y por qué nadie ha realizado ninguna inspección hasta el momento?.

SORAYA BERMÚDEZ SANTERO

Para leer el primer artículo pulsa sobre el siguiente enlace:
Dictadura en la Escuela Municipal de Arte Dramático de Madrid